«El reto consiste en romper con los paradigmas actuales para que el trabajo sea sinónimo de algo que se hace y no un lugar al que se va»

 In Blog

Publicada por ElReferente

TransparentBusiness fue creada en el 2008 por KMGi Group, fundado en Nueva York en 1997 y reconocido internacionalmente por sus innovaciones online. La compañía cree en el poder de la tecnología para nivelar el terreno de las oportunidades, tender puentes, acortar distancias y permitir a millones de personas trabajar desde donde quieran.

También apuestan por la transparencia como valor, y es que su plataforma soluciona los problemas más comunes en materia de tercerización y teletrabajo: aumenta la productividad, evita la sobrefacturación, permite la coordinación y monitoreo y brinda información en tiempo real sobre el costo y el estado de todas las tareas y proyectos.

Silvina Moschini, fundadora y Presidenta de TransparentBusiness, es una multipremiada emprendedora enfocada en transformación digital del mundo del trabajo y también fundadora de SheWorks!, un marketplace para contratar mujeres profesionales con modelos flexibles. Silvina es Linkedin influencer, un grupo de 500 personalidades mundiales que incluyen a Richard Branson, Bill Gates y Arianna Huffington. Es parte de la agenda de colaboradores del World Economic Forum y, en 2019, recibió el premio Equals in Tech, la iniciativa de las Naciones Unidas que reconoce a las iniciativas tecnológicas que impactan los objetivos de desarrollo sostenible por su labor por cerrar la brecha de desempleo de género a través de la tecnología.

A día de hoy, la compañía forma parte de Wayra, el hub de innovación abierta de Telefónica.

Vuestra solución permite la gestión del talento o aumenta considerablemente la productividad, ¿por qué existe reticencia al teletrabajo?

El tema de la resistencia era cosa del pasado y estaba basada en la desconfianza de los desafíos que brinda el trabajo remoto. Sin embargo ahora, con la pandemia, el trabajo remoto se convirtió en la norma y en la oportunidad de asegurar la continuidad de los negocios de las empresas que de otra manera estarían en riesgo de desaparecer.

La clave para que los programas de trabajo remoto funcionen es que se utilice tecnología y procesos para resolver los desafíos asociados a la gestión de equipos distribuidos que son la falta de confianza, las dificultades para coordinar y la rendición de cuentas.

La confianza se logra utilizando tecnología que permita la verificación del proceso de trabajo y el esfuerzo dedicado, reemplazando el proceso de la monitoreo de la persona física en una oficina hacia el monitoreo del proceso de trabajo.

Nuestra solución ofrece las herramientas necesarias para llevar adelante el trabajo remoto con transparencia y verificación del trabajo realizado por el equipo y derriba todas las barreras y miedos que los CEOs y supervisores pudieran tener con el trabajo remoto. Resuelve tres cuestiones clave para gestionar equipos remotos: la confianza, la coordinación del trabajo distribuido y el compromiso del equipo.

En este contexto, ayudamos a que empresas de todo el mundo incursionen en el trabajo remoto y lo hagan de manera efectiva. Ofrecemos webinarios y en poco tiempo lanzaremos la CloudWorking Academy para que líderes y supervisores incorporen toda la tecnología y herramientas necesarias para gestionar equipos distribuidos con éxito.

El reto consiste en romper con los paradigmas actuales para que el trabajo sea sinónimo de algo que se hace y no un lugar al que se va. La transparencia, la definición clara de objetivos y el tiempo límite de entrega son las claves para lograr la coordinación de tareas en equipo y el cumplimiento individual.

A raíz de la crisis del COVID-19 hay miles de empresas que han tenido que recurrir al teletrabajo de forma obligatoria. ¿Cómo será el escenario post-covid19 en este sentido? ¿Qué ventajas traerá?

La expansión del coronavirus ocasionó que más de 3 900 millones de personas, la mitad de la población del planeta, tengan que permanecer en sus casas para evitar la propagación. Con ello, para miles de compañías trabajar de manera remota es la única opción para seguir operando.

El coronavirus está poniendo a prueba la efectividad real del trabajo remoto. Habrá un antes y un después en las empresas. A pesar de lo lamentable de esta situación, es una oportunidad de experimentar las ventajas que brinda el trabajo remoto para compañías y empleados, al proponer esquemas de trabajo flexibles y con transparencia.

Esta crisis acelerará la implementación de modelos de trabajos remoto. No será fácil «el día después» pero creemos que esta pandemia nos enseña que lo que fue por mucho tiempo el plan B de las compañías puede instaurarse como la modalidad de trabajo principal porque el teletrabajo con transparencia y tecnología aumenta la productividad en hasta un 40%, además de ahorrar costos en infraestructura y traslados de las personas desde y hacia sus lugares de trabajo.

De hecho, un reporte de Gartner revela que el 74% de los CFOs considera enviar a algunos empleados a trabajar remoto de manera permanente luego del COVID 2019.

Este contexto es la tormenta perfecta para que las compañías redefinan sus procesos de trabajo e incorporen tecnología y herramientas para optimizar la gestión de sus equipos distribuidos.

¿Cuáles son los primeros pasos para digitalizar el trabajo?

Esta crisis ocasionó que miles de compañías envíen a sus empleados a trabajar a sus casas de manera abrupta para preservar su salud. Sin embargo, la mayoría no sabe cómo gerenciar sus equipos con eficiencia. El uso de la tecnología es crucial porque no contar con los procesos y herramientas justos sería como pilotar un avión sin instrumentos.

Como fundadora y presidenta de una compañía que no sólo ayuda a otras empresas a implementar programas de trabajo remoto sino que también somos remote-first, lo cual quiere decir que no trabajamos en oficinas y toda nuestra fuerza de trabajo está distribuida desde el día uno, para que el trabajo remoto sea eficiente y productivo creemos que los supervisores y líderes deberían enfocarse en cuatro pilares:

1. Usar la tecnología para la transparencia y la verificación en el proceso de trabajo.

Una de las resistencias más comunes al trabajo remoto es el temor a no poder controlar si un empleado está efectivamente trabajando o haciendo otras cosas en el horario de trabajo. Esta falta de confianza puede solucionarse con herramientas tecnológicas especialmente diseñadas para verificar el proceso de trabajo, lo que reemplaza el monitoreo de personas físicas en una oficina por el seguimiento de su performance y sus resultados.

2. Dar consignas y establecer procesos de trabajo claros.

Generar reuniones de seguimiento frecuentes fortalece el vínculo entre los líderes y sus equipos. El mercado ofrece infinidad de herramientas para el trabajo colaborativo en línea, pero para la mejor articulación de los proyectos es importante que cada persona sepa qué tareas tiene que realizar y que todo el equipo esté alineado con el objetivo final.

3. Crear cultura y comunidad. 

Generar espacios y actividades en salas virtuales para que la fuerza de trabajo distribuida tenga ese sentido de pertenencia aún estando a miles de kilómetros de distancia. El nuevo cara a cara son las videoconferencias por Zoom o Skype, que ayudan a evitar el aislamiento, fomentan la colaboración y a construir el espíritu de equipo.

4. Gestionar el talento.

La tecnología es un gran facilitador, porque permite acceder al mejor talento dondequiera que esté nos da las mismas oportunidades a todos. Las empresas que implementen el teletrabajo pueden acceder y reclutar para sus equipos a las personas más idóneas del mundo.

¿Qué consejos le daríais a aquellas empresas que se encuentran en dicho proceso actualmente?

La realidad es nadie está preparado para una pandemia y una crisis de continuidad de negocios de esta magnitud. Las compañías ya tomaron la decisión de enviar a sus empleados a la casa, articulando algunos procesos para comunicación. Pero como ha sido probado con compañías que implementaron en el pasado programas de teletrabajo -como Hewlett Packard o Yahoo-, los terminaron cancelando porque si no hay un soporte tecnológico y procesos que permitan traer transparencia para la verificación de la gestión del trabajo distribuido y una estructura que permita organizar el trabajo remoto es muy difícil que esto pueda funcionar en escala y tan abruptamente.

Los mayores desafíos que enfrentan las empresas en la gestión del trabajo remoto son la confianza, compromiso y rendición de cuentas. Superarlos será clave para gerenciar con éxito equipos distribuidos.

Digitalizar los modelos de trabajo hace que el eje pase del monitoreo de la presencia física de las personas, hacia el monitoreo del trabajo realizado. La transparencia es la base para construir una política de teletrabajo exitosa tanto para supervisores y líderes como para los colaboradores.

Además de aprovechar la tecnología, gestionar el recurso humano es clave: crear una cultura de trabajo con reglas claras, objetivos claros, mecanismos de reporte y expectativas de disponibilidad.

La comunicación es muy importante porque en una empresa que implementa trabajo remoto ya no existen reuniones físicas en oficinas sino que el cara a cara es a través de videoconferencias por Webex, por ejemplo.

Trabajar colaborativamente para optimizar el tiempo es otro de los ejes porque ya no estás en la oficina yendo al escritorio de tu compañero para ayudarlo en el proyecto que está trabajando. A nosotros nos funciona muy bien Google Docs para absolutamente todo lo que realizamos. Es una herramienta muy simple, sencilla de usar y todos vemos el progreso de los documentos en tiempo real. Si alguien quiere compartir un documento, en vez de usar adjuntos con distintas versiones, sólo envías el enlace y allí se puede revisar.

El teletrabajo funciona con éxito cuando se aprovecha todo lo bueno que brinda la tecnología para gestionar y construir una cultura de trabajo remoto con transparencia.

¿Cómo beneficia vuestra propuesta a los trabajadores?

TransparentBusiness plantea un nuevo modelo de gestión. A diferencia de otras plataformas y formas de trabajo, el usuario puede iniciar sesión o detenerla dependiendo de la disponibilidad de su tiempo.

Las personas ahorran tiempo y dinero en traslados. Cuentan con mayor flexibilidad para poder administrar los tiempos y trabajar en momentos que se sienten más productivos,  hacer más pausas  y mayor tranquilidad. El trabajo remoto permite que aquellos grupos que no pueden o se les dificulta asistir a las oficina 8 horas, como las madres, personas con dificultades de movilidad y los mayores, se reinserten al mercado laboral y tengan su oportunidad de desarrollo.

TransparentBusiness permite que personas de distintas partes puedan trabajar para compañías sin moverse de sus casas: una persona en España por ejemplo, pueden exportar su talento hacia Latinoamérica y viceversa.  Nuestra plataforma permite a los empleados tener una vida personal y profesional equilibrada y sobre todo a las mujeres a compatibilizar la maternidad y el cuidado de sus hijos con una profesión desafiante que las haga sentir felices, con lo cual ayuda a retener y convocar talento que de otra forma no estaría disponible en el mercado.

¿Cómo mejora la relación entre estos y la empresa?

El trabajo remoto funciona como un igualador de oportunidades porque quiebra las barreras geográficas y permite desarrollo económico y profesional para las personas.

Es un esquema en el que todos ganan, las compañías ya no se limitan por su ubicación a la hora de contratar y las personas que pueden exportar su talento hacia el mundo.

Las personas que viven en lugares remotos pueden acceder a oportunidades flexibles y desde el lugar en que estén, a través de la computadora. La transparencia genera oportunidades laborales aun en lugares donde hoy no existen, trae confianza a través del monitoreo del trabajo realizado, enfocándose en el proceso de trabajo y no en la presencia física de la personas.

¿De qué forma se adaptan las compañías según su tamaño y qué papel cumplís vosotros?

No importa el tamaño de la empresa, el trabajo remoto puede ser aplicado con éxito por grandes compañías, pymes, ONGs y entes gubernamentales de cualquier parte del mundo, siempre que hagan foco en tecnologías para la transparencia y en la definición de los procesos de trabajo.

TransparentBusiness es una solución basada en la nube que brinda transparencia y verificación en la coordinación de equipos trabajo remotos. Brinda trazabilidad a líderes y supervisores de todas las tareas y proyectos de cada empleado sin importar su ubicación geográfica.

Resolvemos los desafíos de la gestión del trabajo remoto que son la coordinación, la confianza y rendición de cuentas con tecnología que permite la verificación del proceso de trabajo y el esfuerzo dedicado, reemplazando el monitoreo de la presencia física de una persona en una oficina hacia el monitoreo del proceso de trabajo.

¿Cuál fue el origen de Transparent Business?

Fundamos TransparentBusiness como respuesta a una necesidad que tuvimos como emprendedores de gestionar de manera más eficiente nuestro equipo distribuido. Teníamos más de 300 colaboradores situados en distintos lugares como en Ucrania, Argentina, Colombia, México y EEUU. En plena crisis del 2008, nos vimos forzados a repensar cómo hacer más eficientes nuestras operaciones.

Creamos una tecnología que nos permitiera traer transparencia y visibilidad al trabajo que estábamos haciendo como equipo con cada uno de nuestros colaboradores. El objetivo fue crear una solución que beneficiara tanto a empleados como a empleadores y que resolviera los grandes dilemas que atentaban contra la implementación del teletrabajo y del outsourcing o tercerización: la falta de control, la sobrefacturación, la pérdida de productividad.

Luego de 3 años de usarla con gran éxito para gestionar nuestro equipo, decidimos desarrollar una versión comercial para ofrecer la licencia a empresas que estuvieran interesadas en implementar el teletrabajo de manera transparente.

¿Y la acogida? ¿Qué impresiones recogéis de quienes trabajan con vosotros?

Tenemos cerca de 9000 clientes distribuidos en 172 países. La principal respuesta de nuestros clientes al ser consultados por los beneficios de nuestra solución, refiere a que lograron abrir su abanico de contrataciones al poder acceder a talento de cualquier parte del mundo y tener un seguimiento completo de las tareas realizadas por cada persona.

En este punto, permite expandir sus contrataciones fuera de un espacio físico o fronteras determinadas, ayudando así a elegir a las personas por su talento y desempeño y no simplemente por su ubicación geográfica.

Con Everis, por ejemplo, estamos trabajando en Colombia en un proyecto para crear nubes de talento de mujeres y también con SENA (Servicio Nacional de Aprendizaje de Colombia) que forma jóvenes en habilidades digitales y luego los conectará con oportunidades de trabajo a través de nuestra plataforma.

Algo similar estamos haciendo en Ecuador, trabajamos en un plan de certificaciones junto con Google y AWS con jóvenes estudiantes de tecnología quienes, luego de certificarse trabajarán a través de nuestra solución.

¿De qué manera concreta empodera el teletrabajo a las mujeres? 

McKinsey revela que cerrar la brecha de género inyectaría 12 billones de dólares al PBI global para 2025. La tecnología democratiza el acceso al trabajo porque las personas pueden mostrarse al mundo por cómo trabajan y no por quiénes son. Derriba las barreras que separan el talento de las oportunidades, permite modelos flexibles de trabajo y evolucionar hacia modelos en donde el trabajo sea algo que se hace y no un lugar al que se va. Hoy el 51% de las mujeres con hijos abandona el trabajo cuando se convierten en madres por esquemas rígidos y obsoletos. .

Nuestro equipo está conformado por mujeres excepcionales que hoy están desarrollando sus carreras profesionales gracias a este nuevo paradigma. Por ejemplo Maricruz Tabbia, parte de nuestro equipo hace más de cinco años, es una mamá que vive en Franck, un pueblo de 5500 habitantes en Santa Fe, y trabaja para compañías como Google en Mountain View desde su casa.

Con trabajo remoto, podemos hacer que haya muchas Maricruz que no tengan que movilizarse hacia las oportunidades sino que puedan estar con sus hijos y desarrollar su carrera sin que esto sea un impedimento.

¿Cuál es la clave para llegar a más de 172 países? ¿Qué hace de vuestro proyecto una iniciativa en la que confiar?

Nuestra solución es una plataforma llave en mano en la que no sólo sirve para coordinar el trabajo remoto con transparencia sino que líderes y supervisores pueden acceder a una sala de trabajo que reúne a todo el equipo en un mismo lugar, ver el diario de trabajo de cada uno de los empleados, con chat integrado para enviar archivos y conversar y una funcionalidad para hacer videollamadas.

Para los coordinadores y líderes es una plataforma que le da trazabilidad de todo el trabajo realizado:  con diagramas de Gantt, reportes inteligentes para controlar presupuesto y visibilizar desvíos de horas invertidas en cada tarea asignada, qué talento utilizó más horas, entre otras cosas.

Es por esto que con la expansión del coronavirus, tuvimos una explosión de demanda de compañías para implementar el teletrabajo de manera efectiva y también de empresas interesadas en la comercialización de nuestra plataforma. Porque si queremos que los modelos de trabajo remoto funcionen con éxito es necesario contar con herramientas que nos ayuden a monitorear todo el proceso de trabajo.

Para llegar hasta donde estáis habéis contado con muchos apoyos, ¿en qué medida os ha ayudado el respaldo de Wayra en concreto?

Estamos orgullosos de ser parte de la familia de Wayra. Nos da un gran impulso para continuar y un aval y alcance porque una compañía como Telefónica, número uno en el mercado de las telecomunicaciones y con presencia en Europa y Latinoamérica, está apostando hacia el futuro del trabajo con transparencia al apoyar a una solución como la nuestra no solo como nuestro inversor sino como nuestro socio de distribución para llevar soluciones de trabajo remoto de TransparentBusiness al mercado.

La inversión de Wayra nos ayudará a desarrollar negocio con Telefónica al capitalizar la red de más de 350 millones de clientes que el grupo tiene alrededor del mundo. También tendremos acceso global a la comunidad de inversores y al ecosistema de Wayra y Telefónica en América Latina y Europa.

¿Cómo han cambiado vuestros objetivos a medio/largo plazo en este último mes?

En las últimas semanas nos contactaron muchísimas empresas de diferentes rubros en busca de una solución para gestionar sus equipos remotos así como empresas interesadas en comercializar nuestra plataforma.

En este contexto actual en donde miles de compañías se ven forzadas a implementar el trabajo remoto sin otra opción, buscamos ayudar a organizaciones de todos los tamaños en la gestión del trabajo remoto y es por eso que lanzamos CloudWorking Academy, una iniciativa que llevamos adelante desde TransparentBusiness en colaboración con Telefónica, Wayra, Cisco Systems, BID, everis y Citrix es una academia para que líderes de empresas gestionen sus equipos virtuales con éxito. Ofrecemos un programa gratuito de cuatro semanas que cuenta con expertos internacionales en el mundo de la transformación digital.

¿Cuáles son vuestras prioridades ahora?

Tenemos muchísimos proyectos por delante. Comenzamos con CloudWorking Academy para entrenar de manera gratuita a organizaciones de todo tipo en la gestión exitosa del trabajo remoto y acompañar a compañías de todos los tamaños en la transición entre una oficina física hacia una oficina virtual.

Claramente el coronavirus fue un acelerador en el trabajo remoto. Nuestro año continuará con más alianzas para acelerar la implantación de modelos de trabajo remoto transparente las organizaciones porque creemos que el trabajo remoto será el modo de trabajo principal y nosotros estaremos para ayudar a las compañías en este camino.

Recent Posts